Conclusão Convenção Mundial de Yoga 2013

Clausura de las celebraciones del Jubileo de Oro y El nuevo mundo del yoga

Swami Niranjanananda Saraswati
Akhara, Ganga Darshan Vishwa Yogapeeth, Munger, 6 de noviembre de 2013

Con este Sri Yantra Abishek realizado en los sagrados terrenos del Akhara en conmemoración del Mahasamadhi de nuestro gurú Sri Swami Satyananda Saraswati, hemos llegado al final de las celebraciones del Jubileo de Oro de Bihar School of Yoga.

Desarrollo de las celebraciones del Jubileo de Oro
Las celebraciones comenzaron en junio de 2009 cuando Paramahamsaji un día me dijo que pronto, en el 2013, iban a llegar las celebraciones del Jubileo de Bihar School of Yoga. Me dijo: “Lo vas a celebrar cierto?” Y yo respondí: “Claro que sí.” Luego en hindi me dijo: “Khoob dhoom dham se manana”, que literalmente significa “Celébralo con pompa y esplendor”, y yo respondí: “Lo hare de acuerdo a su deseo.”

Luego, en diciembre de 2009, Swamiji entró en Mahasamdhi y no hubo tiempo de pensar en la Convención. El 6 de febrero de 2012, después de haber culminado las formalidades del Shraddhanjali de Sri Swamiji y de hacer el Sri Yantra Abishek en el Akhara, fui a mi cuarto y practiqué yoga nidra. Mientras lo hacía, sentí una descarga de información en mi cerebro.

A la mañana siguiente, el 7 de febrero del 2012, llamé a una sannyasi y le dije: “Venga con una agenda en blanco.” Cuando llegó le dije que se sentara y comenzara a escribir. Dicté durante tres horas y llené las 364 páginas de la agenda con el plan detallado de la Convención, día por día, semana por semana, mes por mes, departamento por departamento, persona por persona, todo estaba previsto. Al terminar le dije: Acuérdeme de la Convención después de Gurú Purnima del 2013”. En ese momento toda la información estaba por escrito.

Fue entonces cuando comenzamos a trabajar para preparar el Jubileo de Oro y la Convención mundial de yoga y cuando comencé a pensar en cuál debería ser el tema de esta Convención. La tradición yóguica, la espiritual y la cultura de la India se han vuelto como un enorme árbol de Banyan (árbol nacional de la república de la India) bajo cuya sombra meditan los yoguis pero también es donde los ladrones y bandidos cuentan su dinero.

Esta es la sombrilla de la espiritualidad bajo la cual todos estamos sentados. Algunos se sientan como tapasvis, yoguis y sadhakas y algunos se sientan como oportunistas comerciales para propagar sus propios intereses.

Pureza de la tradición y las enseñanzas
Nosotros pertenecemos a una tradición cuyas luminarias se sientan bajo la sombrilla de la espiritualidad como tapasvis, yoguis y sadhakas. Esta tradición es visible desde las épocas de nuestro paramguru Sri Swami Sivananda Saraswati. El no hizo ningún esfuerzo en busca de ganancia comercial a través de su sabiduría, conocimiento y poder. A pesar de ser famoso y reconocido, muchas veces en su ashram no hubo que comer. Su lema y su ideal era el servicio desinteresado y no la acumulación de poder y riqueza para sí mismo. Vivió como un tapasvi, un yogui, un siddha y un sevak.

Es mismo espíritu es el que vemos en nuestro propio gurú Sri Swamiji, quien teniendo la opción y la oportunidad de “volverse un mesías”, escogió el camino de tyaga (renunciación), tapasia (austeridad), yoga y servicio desinteresado. No deseó nada para sí mismo ni nombre ni fama ni estatus. Su única motivación y la única inspiración que dio a las personas que entraron en contacto con él, fue la de hacer aparecer una sonrisa de felicidad y enjugar las lágrimas de dolor y tristeza de todas las personas.

Estos tapasvsis y siddhas crearon los cimientos para la propagación del yoga y de la espiritualidad que es lo que Bihar School of Yoga ha estado haciendo durante los últimos 50 años y que continua haciendo hoy. Son cimientos muy sólidos y tenemos la esperanza de que las futuras generaciones mantengan la pureza, el respeto y los aspectos clásicos y tradicionales de la espiritualidad y del yoga. Estos son los que prevalecerán, no las adiciones, no los rellenos que la gente le agregue a la espiritualidad y al yoga. Los rellenos que la gente adiciona en la forma de yoga caliente y yoga frío, power y no power yoga, son solamente indicativos de juegos mentales, de querer que los identifiquen de manera diferente, de conseguir nombre y fama y de estar guiados por motivaciones financieras y comerciales. Esta es la realidad y la verdad.

Por esto es importante que si se quiere ayudar a la humanidad a través de una tradición y a través de una ciencia, un vidya, que se mantenga la integridad y la pureza de la tradición y de las enseñanzas. De otra manera, a pesar de todas las otras vidyas en el mundo, no habrá salvación, no habrá crecimiento ni evolución para la humanidad. Esto es lo que ha intentado hacer Bihar School of Yoga y Ganga Darshan Vishwa Yogapeeth para mantener puros y libres de las influencias e imposiciones de la gente y de la sociedad los sistemas y las enseñanzas de la espiritualidad y del yoga como lo enseñaron Sri Swami Sivananda y Sri Swami Satyananda.

Si vienen a Ganga Darshan recuerden que este es un lugar en donde se debe asimilar la disciplina y la cultura yóguica. No es un lugar para perder el tiempo bajo el disfraz de una vida spiritual. Esta es la inspiración que vemos en la vida de Sri Swami Sivananda y Sri Swami Satyananda y esta es la base de la tradición de Bihar Yoga, de Ganga Darshan Vishwa Yogapeeth, en Munger.

El desarrollo del yoga
En los últimos cincuenta años la palabra yoga se ha convertido un vocablo corriente. Hace cincuenta años, Sri Swamiji dijo que el yoga sería la cultura del mañana. Hace cincuenta años, Sri Swami Sivananda dio el mandato de “Esparcir el yoga de puerta en puerta y de costa a costa”.

Han pasado cincuenta años desde este mandato y desde esta aseveración y el yoga ha ido de puerta en puerta y de costa a costa, como una práctica, como un sistema de vida, como un tema académico, como un tema de investigación y como un asunto para implementar en la vida de todas las personas. El yoga se ha vuelto un vocablo domestico. El mandato recibido por Sri Swamiji de su gurú Sri Swami Sivananda se ha llevado a cabo; ya no falta nada, el mandato se ha realizado, completado y terminado.

Durante estos cincuenta años hemos visto también que el pronunciamiento de Sri Swamiji y su aspiración de que el yoga se tornara en la cultura del mañana ha sucedido en la medida que cada vez mas personas se han vuelto consientes de lo que el yoga tiene para ofrecer, no solamente en términos de salud y práctica física sino también de salud y práctica mental y conciencia y práctica spiritual. La gente se ha dado cuenta de que el yoga no es una religión, que las aspiraciones del yoga son distintas a las de la religión.

Han aparecido muchos tipos de yoga en el mundo, algunos enfocados en lo físico, otros enfocados en lo mental y algunos enfocados en los aspectos seudo espirituales-religiosos del yoga. Sin embargo, en estos últimos cincuenta años he sido testigo del desarrollo del yoga alrededor del mundo y he visto el esfuerzo de mi gurú y de otras personas que lo han seguido, incluyéndome a mi, por propagar el yoga, y aún hoy encontramos que el entendimiento del yoga es incompleto tanto en oriente como en occidente.

Si miramos nuestra sociedad y los centros y de yoga que existen en la India y en diferentes países del mundo, ¿qué vemos?, ¿qué están enseñando? Están enseñando hatha yoga para reducir la cintura. Esto desvirtúa el propósito del yoga. Enseñar asana y pranayama en busca de salud también desvirtúa el propósito del yoga. Si miramos los centros de hatha yoga alrededor del mundo veremos que solamente están enseñando una decima parte de lo que es el yoga, los de Raja Yoga alrededor del mundo están enseñando una quinta parte del yoga y los de Gyana Yoga una decima parte del yoga. ¿Cuántos centros existen en el mundo que enseñen un enfoque holístico de yoga como el concebido por Sri Swami Sivananda y propagado Sri Swami Satyananda? Se cuentan con los dedos de una mano. Mientras que los centros de hatha yoga y de raja yoga van a fracasar en los próximos cinco años, y por favor tomen nota de esto, simultáneamente va a aumentar inmensamente la necesidad de yoga para el desarrollo de una personalidad integrada. En esta área, Satyananda Yoga tiene mucho que ofrecer y que contribuir.

Seriedad, sinceridad y compromiso
Fue así que, cuando estaba pensando en cuál debería ser el tema de la Convención mundial de yoga de 2013, escogí tres ideas: seriedad, sinceridad y compromiso con el yoga. Estoy utilizando tres palabras muy específicas que no tienen nada de abstracto. Sinceridad: cómo la entienda cada quien, depende de cada quien. Si son sinceros, sabrán lo que significa y si no lo son, nunca sabrán el significado de la palabra sinceridad.

Seriedad significa profundizar en algo. Sri Swamiji decía con frecuencia que si se quería sacar agua de la tierra no había que cavar cincuenta pozos de 30 centímetros de profundidad sino un pozo de ciento cincuenta metros. Los profesores y estudiantes de yoga de hoy en día son como aquellas personas que cavan cien hoyos de treinta centímetros. Por esto, a pesar de haber estado involucrados con el yoga por 20, 30 o 40 años, la gente todavía no se ha iluminado, no ha despertado su kundalini, no puede enfrentar sus propios estados de ánimo, su estrés, y no tiene aún control sobre sus vrittis. Por lo tanto seriedad, sinceridad y compromiso tienen que volverse palabras que emitan y vivan todos los aspirantes del yoga. Este es la afirmación de Bihar School of Yoga y Ganga Darshan Vishwa Yogapeeth.

Bihar School of Yoga es Swami Sivananda, Swami Satyananda y Swami Niranjanananda. Es el espíritu de estas tres personas, ninguna otra, no se agregará una cuarta.

El nuevo mundo del yoga
Esta tradición que hemos recibido de de Sri Swami Sivananda a través de Sri Swami Satyananda va a ser la tradición del futuro, óiganlo bien. Esta Convención se ha convertido en el peldaño hacia el Nuevo mundo del yoga que desarrollaremos y evolucionaremos en los años venideros. Como resultado de esta Convención muchas cosas van a remplazar los antiguos sistemas y métodos. En el próximo año verán aparecer los nuevos métodos y sistemas. Aquellas personas que sigan este sistema y esta tradición se llamarán profesores y entrenadores oficiales de Satayananda Yoga. Quienes no lo hagan, no importa si han recibido su entrenamiento aquí, son libres de llamarse profesores de yoga, pero definitivamente no profesores de Satyananda Yoga. No me importa si solamente hay diez profesores de Satyananda Yoga en el mundo y que los demás sean profesores de yoga. Estos diez tendrán la responsabilidad de asegurarse de que la pureza y perfección de la tradición no se diluya.

En los años venideros se dará una nueva dirección y motivación a todos los aspirantes, profesores y estudiantes de yoga. Quienes tengan la capacidad serán parte de ella y quienes no la tengan serán testigos del desarrollo de algo mucho mas sostenible y sustancial, mucho mas intenso y poderoso, que tocará la vida de las personas. Esta es la visión de la Convención mundial de yoga, esta es la visión de Bihar School of yoga cuyos cincuenta años hemos celebrado en el 2013 y este es el ofrecimiento de todos nosotros a nuestro gurú parampara Sri Swami Sivananda and Sri Swami Satyananda.